jueves, 9 de febrero de 2017

O la división o el ridículo



Una de las derivadas que no tenía prevista Susana era que, por efecto de sus maniobras palaciegas, la gestión de la Comunidad Autónoma que dirige iba a ser mucho más fiscalizada en todos los mentideros políticos. Es evidente la inexistencia de un plan B – o la improvisación en su ejecución, que lo mismo da – porque ni siquiera atisbaron que, una vez se pusieran caras y ojos a los promotores de la caída de Sánchez, todos los focos iban a girar rápidamente hacia ellos. La semana pasada lo visualizamos con la dimisión de dos altos cargos de la sanidad andaluza abriendo todas las tertulias, platós y cabeceras de periódicos. En circunstancias normales que un viceconsejero y un gerente autonómicos sean cesados por cuestiones exclusivamente ligadas a su gestión no debería trascender más allá de su Comunidad pero todos, andaluces y no andaluces, hemos conocido los problemas que Andalucía acarrea en cuestiones sanitarias.

Esa falta de previsión o de olfato político le va poner en el punto de mira de toda la opinión pública. La paz sureña, en la que los problemas no existían o eran producto de años de abandono institucional por parte de la derecha, va a quedar en el olvido. Ahora cada problema que pueda airearse a los cuatro vientos lo será. Quizá Susana esté lamentando haberse significado tanto, ella y sus partenaires, en la crisis del PSOE porque la luz, incluso magnificada, iluminará el oscurecido cortijo andaluz y todos los focos, micrófonos y bolígrafos apuntarán hacia Sevilla.

¿Y ahora qué?. Ya hay dos candidatos que se proclaman antigestora y antiPP. Falta el candidato/a del aparato que diseñó malamente el golpe de estado en Ferraz. Y en ese tema parece que también todos apuntan hacia el sur. Susana no tiene otra que presentarse, sí o sí, porque si toma las de Villadiego incluso sus partidarios le afearan su conducta. Supongo que ella está deseando seguir bien tapadita, usando y abusando de su demagogia, proclamando las bondades del sur desde el oscurantismo y el clientelismo,… pero el foco mediático se lo ha puesto ella solita en el cogote. Intentará hacer otra maniobra tipo Sánchez: poner un títere para seguir mangoneando en la sombra. Pero ahora necesita un candidato consolidado y, por ejemplo, una Operación Madina es inviable porque el otrora candidato ya no está para ser brazo de madera de nadie.

Entre tanto, abundarán maniobras de mal perdedor y declaraciones chuscas para llevar a cabo sus objetivos. Da la impresión que la derechización del PSOE tiene tal calado que hasta adoptan los tics de los conservadores. Sólo así se explican actos tan ridículos como fletar autobuses gratis a Madrid, promocionar los actos de la gestora mientras se ningunea a los críticos, aprovechar una reunión de alcaldes para subir al estrado a Susana,… ¿No se han dado cuenta que la gente está hasta los mismos de tanto aparato, tanta manipulación y tanta desconsideración hacia la inteligencia?. ¿No han recaído que estas maniobras acaban dándose la vuelta y obtienen resultados absolutamente contrarios a los pretendidos?.

La única esperanza de Susana es que se consolide la división de los críticos entre sanchistas y lopistas. Si este sector queda en uno (algo que no es descabellado porque López sabe que si producto de esa división vence la gestora, todos le reprocharán su papel de tapado) Susana ni se presentará. Tendremos meses de zancadillas, maniobras trapicheras y declaraciones rayanas en lo ridículo (¡14 milllones de españoles se han beneficiado de la abstención del PSOE!) para conseguir una posición fuerte de los pro-gestora, en un solo bloque, frente a la división de los críticos. Ese es el dilema: o la división o el ridículo. ¡¡ En buena te has metido, Susana. !!          

2 comentarios:

  1. Compadezco al PSOE si se deja liderar por Susana. Que se quede donde está mientras haya quienes todavía creen en ella...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Espero y deseo que se quede donde está, por el bien de todos los progresistas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar